A la altura de la galaxia …

Minientrada

Levante los ojos al cielo durante una noche oscura, aunque sus estrellas iluminaban cada milímetro cuadrado del inmenso sabana extraordinaria teñida grandemente con sus luces intermitentes, unas más brillantes que otras, algunas más cercanas que otras pero todas brillando con toda su luz. 

Al admirar esta maravilla, me escape de las batallas que se intensificaban en mi cabeza, maravillándome de la noche que resplandecía sobre mi cabeza, pero escapando de la noche dentro de mi cabeza, era una noche más oscura y más solitaria, porque había apagado las luces de la esperanza y el farol de la fe, había cubierto por las malas experiencias y mala suerte de mi proveniencia.

No le encontré sentido a lo que vivía, a mi vida propia hasta que dejara fijamente mi vista en el extenso cielo. Algunos conocen los nombres por ubicación de sus estrellas, a mi no me interesaba tanto como se llamasen, o que nombre le habían puesto, sea Osa Mayor o la Menor, sean constelaciones o la galaxia, en realidad no le paraba a las delimitaciones galácticas o a la nomenclatura por la cantidad de estrellas. 

Lo que me llamaba la atención es que cuando mantengo la mirada al cielo, dejo de adentrarme en el mar de mis problemas, mis desventuras dejan de inculparme de mis hechos, por lo tanto, busco entender porque enfocar a las estrellas, me hace sentir refugiado. 

No me imaginaria estar en la posición de un astronauta, los que se desplazan desde la firme tierra, para contemplar de cerca a la majestuosa galaxia, casi palpando la grandeza y la inmensidad de nuestro infinito firmamento, me imagino que a ellos, no le quedan la menor duda, de que allá en lo más alto está la solución de todas sus vicisitudes, como si todos ellos, se sintieran de igual forma como me siento al admirar las estrellas. 

Tal vez no pueda confirmar la relación que exista entre una estrella y cada ser humano, o las galaxias con la humanidad, pero me atrevo a decir, por la creación y la arquitectura de nuestro organismo, que estamos conectados, que nuestra vida en la tierra es paralela a la del firmamento. Y en cada una de las estrellas esta escrito el nombre de cada uno de los que respiramos en la tierra. 

Como esta escrito en el libro Me He Creído Algo, cada nacimiento nace una estrella y a cada rompimiento de fuente nace una estrella.

COMPRA NUESTRO LIBRO #MeHeCreidoAlgo

En todas las plataformas digitales…

  • Amazon
  • Google Store
  • iBooks Store
  • Casa del Libro
  • Ydragman.com

Aunque en la tierra estemos padeciendo la mil y una, allá entre las más grandes estrellas, ilumina una estrella con la huella de nuestra vida y el impulso de nuestra historia. 

Por que no alinear nuestra vida aquí en la tierra, aunque sea en lo más bajo nivel que estemos. Tratar de alcanzar en realidad el nivel de nuestra historia, y ser tan imprescindible, como lo son los planetas para el universo, tal como lo somos para nuestra madre. Solo hemos de balancear nuestra vida aquí, con lo que estamos destinado a ser, lumbrera en el cielo y farol en la tierra para alumbrar cada uno de nuestros pasos y la vida de quienes se cruzan en nuestro camino, donde quiera que estemos.

Vivamos a la altura de las estrellas, porque irónicamente, aunque estamos muriéndonos en la miseria o con todas las dificultades del mundo, no fuimos creados para las estrellas, sino ellas y todo lo imponente de la creación fueron creados, pensados y diseñados como para presumir nuestra vida. Seamos lo que cree la naturaleza que somos, todos los movimientos de la creación y lo creado, sincronizan sus propósitos para dar valor a nuestra vida y sentido a nuestro respirar. 

Vivamos a la altura de la galaxia, Iluminemos como cualquier estrella y veremos que no hay problemas que no se resuelva o situaciones que no sea para sacarnos una sonrisa o el brillo que llevamos dentro, la belleza del cualquier pedazo de oro recién salido del horno. Iluminemos como la estrella que somos, vivamos desde hoy con la cabeza en el cielo, y los pies sobre la tierra, ya que nosotros somos la conexión entre lo más bello de la galaxia con nuestro cimiento en la tierra. 

Creerse algo a la altura de la galaxia, es ser intencional, es vivir como para valorar a su vida y a cada uno de los hechos que mantiene el proceso de vivir intacto, feliz y pleno para el bien de quienes nos vieron nacer y la tierra que nos soporto desde los llantos, caídas hasta el éxito que estamos llamados a alcanzar, si o si.

Ydragman

No olvida leer nuestro libro #MeHeCreidoAlgo esta en todas las plataformas

Anuncios

Valerse por uno mismo

Minientrada

Por: Gardy Helvé

Hemos de vivir como si nuestra vida dependiera de cada esfuerzo, de que las fuerzas de nuestras fibras musculares son las herramientas para levantar nuestra escultura a los ojos de los demás, de que cada gota de sudores que empapan nuestra ropa, es el combustible que propulse nuestro cohete hacia el cielo. Respirar como si cada latido y cada uno de nuestros pulsos en un segundo, son los responsables de mantenernos de pie en el camino que debemos recorrer. 

Estudiar como si los títulos que obtengamos, son los pases que acumulamos para poder cruzar las puertas del paraíso, como si nuestra salvación dependiera de la preparación y del conocimiento que aprendamos en la sala de clase desde que eramos infantes, como si las materias aprobadas en la universidad o los créditos en A que consigamos después de las evaluaciones, son los acreditan nuestros pasos por la tierra y que aseguran nuestra permanencia en medio de todos los seres vivos.

Valerse por uno mismo, es tratar de conseguir, ahorrar y ganar cada centavo para poder cubrir las mínimas necesidades de un día, darnos el gusto de poseer lo más caros gustos o los caprichos más intrínsecos de nuestro interior. Conseguir reunir la plata necesaria para demostrar que trabajando y creando se puede hacerse pudiente. Hacerlo como si nuestra vida dependiera o pende de la cantidad de cero que existe en nuestra cuenta o debajo del colchón donde almacenamos los tesoros que adquirimos con sacrificios y mucho empeño.

Aunque no está completa la idea de ”Valerse por uno mismo” de lo que acabamos de escribir empezar por ahí, nos abre una multitud de oportunidades de poder valerse por uno mismo, pero como dijimos, en realidad eso no es el todo de esta expresión, porque si atención le ponemos a lo expuesto, salen a recalcar uno de los males más temibles de la naturaleza, que es El Ego, EL orgullo y la prepotencia de Creerse algo por lo que tenemos, lo que estudiamos o lo que consigamos, eso nos convertiría en mero orgulloso que solo relaciona lo material con el éxito. 

”Valerse por uno mismo” , antes de que tenga valor por uno mismo, debe servir a los demás, al más pequeño y al más necesitados, no hacemos nada con exhibir lo que hemos logrado u obtenido con sudor y sacrificios si detrás no está la idea de hacer mejor la vida de los demás, mejorando sus días a diario. 

”Valerse por uno mismo” , es una expresión que no tiene nada que ver con uno solo, es la unicidad que representa a la multitud, por ejemplo, alguien único, eterno, primogénito de Dios porque era el único, demostró su valor único en hacer importante a muchos. Valorizo lo que era y lo que siempre será, con ofrecerse así mismo por los demás. Era dueño de las constelaciones y del universo pleno, pero se hizo pobre para alcanzar a los más bajitos. Es terno y siempre fue, pero no escatimo su inmortalidad haciéndose perecible y vulnerable para hacer a millones invencibles y más que vencedores. 

”Valerse por uno mismo” , aunque recalca a uno, consiste en involucrar a más de uno, por un bienestar común, así mismo conseguir mejorar su versión para permanecer para siempre en el corazón y la vida de aquellos por quienes se ofrece día a día. 

Así que uno vale por si mismo, cuando entiende que este valor incluye al bienestar de los demás, cuando el principio de uno mismo, se entiende por la unicidad de todos los corazones en pos de un solo objetivo. Cuando usa sus capacidades, habilidades y talentos para ayudar a más de uno a alcanzar sus sueños y cuando cada uno de los centavos que consiga, puede estar al servicio del que más necesidad padezca. 

Así es como uno vale por si mismo, así es que su valor deja de ser una simple presunción y que su vida supera a los de su clase, porque vive para transformar a aquellos con menos oportunidades viven hace tiempo. 

”Valerse por uno mismo” , es comprometerse con mantenerse saludable para poder seguir respirando y viviendo para los demás y por uno mismo, Es respetar el acuerdo con el conocimiento y la ciencia de conocer más y más a sus más ocultos ignorancias y rellenarlo con conocimiento, experiencia y lecciones de la vida. 

Y para concluir, es esforzarse para acrecentar sus tesoros, sus recompensas, sus salarios y sus ganancias para darse la vida que se merece, ofrecer a los suyos sus más anhelados y deseos gustos. Pero sobretodo, usar a los ganados para ganar las batallas, donde otros desfallecieron, ayudar a sus prójimos a vencer sus necesidades y responder por aquellos que no cuentan con respuestas claras y arrojar esperanza en el camino de los que cayeron sin esperanza.

Eso es ”Valerse por uno mismo” , así si, quiero valerme por mi mismo.

Ydragman

Con la mano en el corazón…

Minientrada

El secreto para mantener sana y fructífera cualquier relación es la sinceridad, porque ella cristaliza cada gesto y acción de nuestro interior. Aunque por ser sincero han de encontrar problemas o dificultades, la mejor decisión es manteniéndose fiel a este carácter que tarde o temprano reflejara su personalidad a los demás y la sociedad será quien juzgue sus acciones.

Según muchos, la honestidad muchas veces es ofensiva, al igual que decir la verdad podría costear sus más felices relaciones, pero aun así, el consejo es mantenerse apegado a dicha virtud, ya que adoptar otro comportamiento solo por complacer a los demás, solo conllevaría a vivir una vida hipócrita u peor malintencionada.

Con la mano en el corazón, es la expresión que usamos para demostrar o probar que estamos siendo lo más honesto posible, en el sentido figurado. Y qué tal si llevamos esta expresión a lo literal, como todos sabemos que el corazón es el motor de la vida, la bomba que mantiene el pulso y la distribución de sangre y oxígeno en todos los órganos de nuestro organismo. Hablar con el corazón en la mano, consiste en empuñar y permanecer respirando porque la verdad y la autenticidad de lo que dice, sigue manteniendo latiendo aún fuera de la caja torácica.

La Honestidad tiene más verdad que cualquier otra cosa, es más la verdad, es la esencia misma de este atributo celestial y nosotros sabemos dónde provino esta verdad. Ella hizo de nuestro mundo, lo que es.

En el principio era el verbo, y el verbo era Dios…

…Esa verdad hecho hombre que rige nuestro mundo, por ella vivimos y por ella se sustentan los fundamentos de nuestro universo.

Así que, la próxima vez que ostentamos que hablamos con el corazón en la mano, recordemos también, aquel que dijo;

Conoceréis la verdad y esta verdad os hará libre.

Suelen decir que no todos están preparados para escuchar la verdad, pero les diré que, la verdadera preparación empieza cuando, lo dicho se fundamenta sobre la verdad y la honestidad.

Sea con su esposa o su esposo, con su novia o novia, con un familiar, un socio o un amigo, tratemos que la honestidad sea el espejo refleje nuestras acciones o el filtro que cristalice nuestros dichos, y así, les aseguramos que nuestras relaciones o sociedades estarán más seguros y sus cimientos estarán enraizados donde se fundamentó los pilares del universo, en la fuente de la verdad eterna.

Ydragman

Latidos Sin Pulsos

Minientrada

… Sale el Dr. De la unidad de cuidado intensivo (UCI), con el aspecto sombrío la mirada cabizbaja, va dirigido a la sala de espera para explicarle la situación del paciente a sus familiares, al entrar en la sala, sobresalte la esposa de su silla, y su hija de apenas 9 año, como si supiera o viviera en ‘’deja vu’’ esta situación, y ella con determinación le sigue el paso a la mama, quien se frena delante del galeno y este, con la voz medio temblorosa e insegura les dice,

El Sr sigue respirando,
mientras no presenta ningún signo de vida,
no está en coma pero tampoco está consciente,
no está vivo por ausencia de signos vitales,
pero tampoco está muerto, porque aún respira.
Respira sin motivo, late su corazón sin propósito,
son latidos sin pulsos, vida sin sentido,
y felicidad sin una sonrisa y logros sin disfrute.

En esta condición una sola cosa es determinante, esta situación no tiene evidencia médica que pueda colaborar, no hay estudios que puedan sustentar lo que en realidad pasa, supera a la medicina, supera a la ciencia y a los científicos, ya que es una condición almática, es una afección interna mediado por los sentimientos, la emoción y el alma entero.

Ojala que el tiempo de coma no comatoso, que este viviendo le sirva para encontrarse consigo mismo, que se pueda devolver a su pasado, intente recordar donde fue que dejo de sentir sus latidos, donde el dolor le dejo de doler, donde la vida perdió su sabor y cual es la razón por el cual, insensibilizó su alma.

Como un corazón sin sangre, el tiempo sin sus respectivos segundos, así son los latidos que emanan desde su corazón pero no inunden sus vasos, tampoco repercuten en pulsos.
A juzgar por su condición, si no se devuelve desde su más interior, para cerrar los baches del infortunio, resolver los problemas y cerrar los ciclos que ahora recicle su vida, lo vamos a tener en esta condición vegetativa, con todos sus órganos al cien por ciento, pero sin un reflejo de cualquier aparato ni el mínimo aspaviento de vida.
La esposa confundida se deja caer sobre una silla, con los ojos como si la hubiera espantado la peor de sus pesadillas… La niña no entiende nada de lo que está pasando, mientras reconforta su madre pasando-le la mano en la cabeza, susurra…

Latidos sin pulsos
Vida sin movimiento,
Coma no comatoso,
¿Qué dice este médico?
Así no vive nadie,
Así no es que se vive.

La niña tiene razón con lo que susurra, en esta condición la vida no es vida, en esta situación lo único que resta es encontrar la paz interior, sanar todas sus heridas y así poder equilibrar la balanza de su interior para que pueda levantarse de su lecho y volver a disfrutar la vida, dándole sentidos a sus respiros y pulsos a sus latidos.

Ydragman

 

  • Extracto de Latidos sin Pulsos (Sanidad Interior)
  • de Gardy Helvé

 

 

 

Una vez soñado, solo queda lograrlo. 

Minientrada

Hago parte de los millones de personas que viven en un mundo, donde seguir viviendo es puro desafío, donde seguir caminando va de la mano a la destreza de soñar despierto para no dejar la situación nos sucumbe. Nacimos en lugar tan desmesurado, donde comer se ha convertido en un lujo, y la mínima comodidad en una mera utopía.

Soy parte de los que se han mantenido de pie, a pesar de las peripecias les descuarticen, a pesar del infortunio y del malvivir, pero nunca se rindan, de los que nunca se quejan de la realidad, aunque sea una gigante muralla que les separa de lo que quieren, y les aleja de sus más intensos deseos.

Soy de lo que sufren, pero corriendo, de los que avanzan aunque sea un paso a la vez o caída tras otra.

Nos levantamos a diario a contrarrestar a la crisis, a la caída precipitada de la economía de nuestra ciudad. A cada amanecer, nos enfrentamos a las dificultades nuevas y a las rezagadas, porque no nos queda otra alternativa que dar la pelea, avanzar sin importar el costo ni el sacrificio.

Lo hacemos a cada sol saliente, porque desde la primera vez que soñamos con hacer de nuestra vida, un ejemplo a seguir para alentar a los que sufren, no podemos abandonar la carrera. Solo queda alcanzarlo y trazar nuevo rumbo para aquellos caminantes solitarios que sigan un paso a la vez deambulando en el valle de la desesperanza.

Hemos llegado hasta aquí soñando, hemos alcanzado llegar, no como si fuera posible humanamente, sino mirando a lo imposible con la vista en lo sobrenatural. No nos hemos desfallecido, porque nuestra vista esta puesta en esa esperanza que mantiene nuestro aliento al máximo, aunque se escasean latidos en nuestros pechos.

Estamos aquí porque lo habíamos soñado, porque hemos pasado tiempo imaginándolo, por lo tanto, no queda nada más que alcanzar lo soñado y poder disfrutarlo. Sabíamos que no iba a ser fácil, pero no imposible, nos aferramos a la posibilidad que teníamos para desarticular los argumentos de imposibilidad que rodeaba nuestra meta.

Lo queremos porque lo quisimos,
lo disfrutaremos porque antes de tenerlo, lo habíamos saboreado.

No nos limita la dificultad, no nos intimidan los que fracasaron en el intento. Nos alienta el hecho de haberlo palpado cuando era intangible e inalcanzable.

Somos parte de aquellos que avanzan aunque no haya camino marcado, de los que soportan cuando ya la fuerza ya no da, porque no nos queda otra opción, que tomar lo que una vez soñamos y festejar donde otros lamentaron.

Lo soñamos, lo planificamos y lo disfrutamos, sin importar el tiempo que nos tomo, sin medir las lagrimas que se derramaron, ni los sacrificios que hemos hecho.

Lo obtuvimos desde el primer día que lo soñamos,
por eso, no nos dimos por vencido, hasta no poseer-lo.

Ydragman

¡No crea en el amor!

Minientrada
¡No crea en el amor!
 
Son tantas las desilusiones que uno se lleva enamorándose, entregándose ciegamente a las personas, olvidándose en la mano de un hombre o una mujer, que al fin al cabo, termina desconfiando en el amor.
 
No crean en el amor, porque el amor mata, o mejor podemos acunar la frase de esta serie de Bolivar, donde entendió de su maestro,
El que se enamora pierde…
 
El amor es supremo, no creer en el amor, es no creer en si misma, es desconfiar del sentimiento mas noble de uno mismo. Las desilusiones que uno puede llevar en el amor, deberían ser el motivo para que aprendamos a amar, de las mejor forma, de la forma mas autentica y mas sincera.
 
El verdadero amor, todo lo puede, todo lo sufre, no busca lo suyo propio, no es altanero ni pasajero, este amor, cuida, proteja, construye y defiende.
 
Nuestra sociedad se esta fundamentando sobre un anti-valor disfrazado de amor, un sentimiento interesado y fingido lleno de astucias y toda clase de maldad. En este sentimiento si no hay que confiar, lejos de estos deseos posesivos debemos mantenernos y no señalar al amor incondicional y perfecto.
 
No tuvo suerte en el amor, por eso no cree en el amor, mientra odia a medio mundo, maldice a diestra y siniestra, perjura y jura sin motivo, sin importar quien cruce en el camino. Como lo va a tener, si lejos de su corazón esta el amor? uno atrae lo que contiene en su interior y de la abundancia del corazón habla la boca.
 
Hay que creer en el amor, por mas desafortunado que nos ha tocado, debemos replicar el amor de nuestra madre, redibujar en los demás cada pinceladas de amor y de cariño, querer para el otro lo que deseamos para nosotros. Así mismo, llegaremos a conocer el verdadero amor y a descubrir aquellos sentimientos egocéntricos que compiten con la esencia misma de la vida.
 
No solo deben creer en el Amor, vívanlo y reproduzcan-lo con todos los que a su camino pase y a su vida llegue. todo por el amor y todo con el amor.
 
Ydragman

No culpes al amor

Minientrada

No culpes al amorNo culpes al amor

by Ydragman

 

Jure por Dios que no volvería a enamorarme, ni a dejar que ningún hombre se me acercara.
No volveré a confiar en nadie, ni a abrirme el corazón para que nadie se apropie de mis sentimientos y juegue con mi demostración de amor.

 

Estas son aserciones que escuchamos todos los días y no nos han de sorprender, ya que son refranes comunes, de todo aquellos que está naufragando en la tormenta de un amor no apropiado, o que está siendo impactado por las fuertes olas de la tormenta del desamor o el rompimiento por la traición de promesas de amor verdadero, que terminan convirtiéndose en un mar de odio y resentimiento.

Pero, si analizamos tales aseveraciones, podríamos concluir, que el amor termina siendo el responsable y el único señalado en estas escenas y situaciones de mal gusto. Hablan mal del amor, juran no volver a pasar por este sentimiento, como si el amor tomara la forma de sus victimarios o decidiera por sí mismo, lo que ellos mismos hicieron o deshicieron a su antojo.

Nuestra posición no significa que no nos identificamos con su situación, tampoco estamos tratando de desestimar sus frustraciones, pero lo que es cierto, es que más fácil, responsabilizar a la esencia misma de la vida, que echarse la culpa por las malas decisiones o de no haber interpretado a tiempo, los indicios de esta relación toxica antes de que intoxicara su alma y vertiendo en su corazón su hiel de dolor, amargura y odio.

Pero a pesar de todo lo que te sobrevino, de todo lo que padeciste en nombre del ”AMOR” la culpa no es del amor, tampoco será del odio o de todos los resentimientos que evaporan tus poros, al momento de pensar de tu ex o de cruzar mirada con aquel que no te correspondió, tal como lo hubiera esperado tus ilusiones y anhelos.

La culpa tampoco será de la casualidad o del destino, que al final siempre terminamos achacando con la culpabilidad y condena, ninguno de estos sentimientos tuvieron que ver, en lo melancólico y amargado que se ha convertido tu vida a causa de esta mala relación que sustentaste débilmente con supuestos argumentos de amor, sabiendo que era falso.

El amor en sí, es un sentimiento puro, es la esencia misma de la vida, la brújula que guie la eternidad, compararlo con lo peor que te ha podido suceder, es condenar inocentemente de la forma más cruel, a este fruto imprescindible para el buen funcionamiento del firmamento.

El amor es inocente frente a la situación o la condenación que le has sentenciado, desde las profundidades de tu corazón y el infinito espacio de tus pensamientos. Aunque no es justo, restregártelo en la cara, por el momento amargo que estás viviendo, tú eres el único o la única responsable, de estos días sombríos que le ha sobrevenido a consecuencia de creer o aferrarte, a un amor que no es amor y un sentimiento que no es auténtico.
Quien se enamoró sin conocer la razón fuiste tú, alegando que el amor es ciego, pero en el momento de tropezar con la realidad y caer al abismo, en tu juicio el amor tenía que haber visto, siendo ciego.

Quien concedió el permiso de acercamiento, de enamoramiento y de intercambio de sentimiento, autentico o fingidos fuiste tú, sé responsable antes de señalar al amor, aceptar que el código de acceso a tu corazón, era de tu propiedad exclusiva.

En su momento, solemos decir, que nadie conoce realmente a nadie, así que si le diste la oportunidad a alguien para conocerte, involucrándote emocionalmente con él o ella, aceptando o ignorando sus defectos, cuando se te sobresalte la realidad, al amor, lo dejas fuera de tu sufrimiento o de tu rencor.

Si te da lo mismo que te grite o que te ignore,
No señales al amor cuando te golpee.

Si decidiste cerrar los ojos y admitir
que hagan lo que quiera con tus sentimientos,
El amor no será causante de tu depresión.

Si lo amas por sus pectorales, sus cuentas bancarias
o por lo lindo que hable, Cuando lo veas pasar con otra,
No maldiga en nombre del amor.

No culpemos al amor, del engaño, de las mentiras, del odio o de los resentimientos, culpémonos de haber dado libre acceso a cualquiera del sentimiento más preciado que un ser humano pueda alojar en su templo finito.

En una relación pasan dos cosas; fortalecemos el sentimiento genuino del amor para hacerlo incondicional o usamos tales sentimientos para obtener alguno beneficio egocéntrico. Si aceptamos lo segundo, no pretendamos llegar a lo primero, ya que son dos finales indirectamente proporcionales y con destino tan alejado como el occidente esta del oriente…

Ya basta de estar culpando al amor, somos los únicos responsable del rumbo que tome nuestras relaciones, de hacer de esta esencia el motor de una vida placentera, alegre y próspera, pero cuando las intenciones no son genuinas, en vez de amor, saldrán a la luz, todos los anti valores y resentimientos que luchan día a día para desnaturalizar el amor de su autenticidad.

El amor es la esencia que sostiene los ríos en sus cauces, el mar en sus límites y que mantiene a la tierra con todo su peso atmosférico suspendida en el cosmos, sin temor a caer en el abismo.

Desde hoy, no culpes más al amor.
Ama con criterio,
Ama con los ojos abiertos,
Ama con amor,
Ama sin doble sentido, sin intenciones oscuras,
Ama sin interés
Ama sin medida.

Porque si de verdad ama, este amor será suficiente para restablecer tu vida y encargarse, de su sanidad interior, de fortalecer el respeto mutuo, la honradez y la sinceridad. Para sanar todo lo malo y alcanzar la felicidad, la más plena de toda la vida.
No culpes al amor, cuando desde tu interior sabes, que el único responsable de la avalancha que invade tu mundo, eres el causante.

Sane tus heridas,
Cierre todos tus ciclos,
Perdone a todo lo que le han dañado y reinicie su vida, desde el amor verdadero. 

Y cuando hayas entendido que el amor, es la única vía de vivir la vida. Vuelves a amar y a enamorarte y veras que él o ella, te será correspondido.

Ydragman