Antes de mañana, es hoy

Minientrada

Antes de mañana, es hoy

Odio la vida porque es el origen de la muerte.

Los días pasan como si mañana no fuera tan del futuro, las cosas suceden de un momento a otro, como si el mañana no existiera. Por la volatilidad del tiempo y la fugacidad de los segundos, el mañana no debería ser nuestro enfoque, aunque desde pequeño nos han enseñado a basar nuestro todo en el mañana, a enfocarnos en el día después, estudiar para hacerlo diferente, y trabajar para garantizarlo cuando llegue por fin, pero hoy debemos estar consciente de enlazar todo para un día que no tenemos ninguna certeza de que veríamos, pensar en el mañana cuando el presente esta inseguro, es irresponsable, tal vez no sea suficiente los esfuerzos pero debemos de volver a educarnos en hacer del hoy nuestro campo de trabajo, si por suerte llega el mañana, tendríamos otro presente para seguir construyendo sobre la marcha, pero nuestro día es hoy, y no mañana.

El momento que tenemos es hoy, el día para emprender todo es hoy, el momento es ahora, puesto el día de mañana es un misterio, un misterio que muchas veces nos cobra la vida y no damos nunca con su paradero. Nos preparamos para un día que no conocemos, pero al final terminamos viviendo el presente, presumimos de un tiempo del cual no podemos acertar nada, construimos por un tiempo que muchas veces no es nuestro, porque nos han inculcado en darlo todo para un día mejor, que por nuestro mal, es un día que a lo mejor algunos nunca llegan a ver.

Son muchos los desilusiones que hemos acumulado, muchos sueños que hemos visto estancados porque solo hemos cronometrado un tiempo que no tenemos, al abrir y cerrar un ojo, dejamos de existir y todo se quedan en el vacío, “todo digo” lo que se pueden llevar se quedan suspendidos en el olvido, entre una línea de tiempo frisado en el limbo de la existencia y la nada.

Mañana es nuestro meta, mañana es nuestra recompensa, empecemos a trabajar por el día de hoy, hasta que no dejamos de respirar y nuestro corazón no para de latir, es el momento que poseemos. Es ingenuo contar con lo que no tenemos y lo que nunca tuvimos, más fácil prestar lo que paso para construir lo que tenemos, que de contar con lo que nos darán, sino tal como algunos sueños, nos quedaremos en el vasto infinito, esperando a que se den en un posible, lo que pudimos lograr en el momento que tuvimos.

Como mañana no esta a nuestro alcance, como el pasar de los tiempos no esta a nuestra merced, vamos a construir solido sobre el hoy, sobre el momento, entre el mañana y el momento solo existen unos minutos determinantes para cambiar nuestro pensar y actuar para cambiar el panorama y si cursamos con suerte con más tiempo iríamos convirtiendo más grande lo que tenemos al pasar de las horas. Confiamos tanto en los años que los días pasan sin que nos demos cuenta, ignoramos los segundos como si en el medidor del tiempo, las arenas cayeran a nuestra conveniencia. Los años pasan y seguimos contando con un día, que equivocadamente dejamos escapar de nuestras manos, esperando en un mañana.

Antes de mañana es hoy, amemos hoy a nuestro hermano,
Antes mañana tenemos una mañana, para auxiliar a nuestros prójimos.
Hoy es el día de hacer un cambio en los planes, hacer de estos planes del presente y no confiar en un día que tenemos que asegurar nuestra amanecer antes de saber cómo llegará, podrán ser mejores el día de mañana, de seguro que sí. Pero aun así vamos a pintar el presente con más colores de alegría, por más optimista que seamos, Hoy, es el día que tenemos.

Cuando vamos a darle la mano al sufrido, hagamos-lo en el día de hoy, si la vida da vuelta, la mejor forma no quedarse abajo en el mañana, es haber ayudado a uno de abajo a subir una escala. En el presente debemos dar presentes para no ser olvidado del pasado y privilegiado en el día de mañana, si llega. Demos de lo que tenemos y del tiempo que poseemos, empecemos hoy que es el momento oportuno para hacer un cambio en la historia.

No conozco a todos lo que han tenido que iniciar el viaje a la eternidad sin ver el día del mañana, mi papa hizo este camino, mientras para nosotros le quedaba mucho por disfrutar de nuestra familia, muchos amigos de infancias cruzaron este puente, sin poder hacer propios los sueños pautados por el otro día, existen muchos otros que solo supieron del día anterior y del mañana desconocieron el sabor del aire e ignoraron como calentaban los reflejos del sol. Hagamos mejor nuestro mundo hoy, si llega el mañana, será mejor para todos, en caso de que no lo lleguemos a ver, otros disfrutaran nuestros esfuerzos para construir un mejor futuro para todos.

Muchos pueden ir mañana y desistir, pero en sus presentes vividos, han sido fieles a los sueños de hacer el bien en el momento correcto que es el Hoy, y así mismo han contribuido responsable-mente en el mañana de la mayoría en;
Enseñar a otros a ser mejor,
Han aliviado la pena de los que sufren,
Han compartido alegría con los que lloran,
Han prendido una lámpara en el camino oscuro del caminante solitario.

Y estoy seguro de cuando al tiempo le da por pasar factura y que la muerte se antoja de privar del suspiro a cada hombre, estos actos serian sus ahorros en el banco de la eternidad y su profesión de fe, su reservacion para habitar en las moradas del más allá, donde el tiempo no tiene relevancia, ni la hora consecuencias y la muerte sea desprovista de su reino y quedado sin potestad sobre los que vivimos todavía.

Contemos con lo que tenemos y lo que vamos a tener,
Hagamos el bien hoy,
Empecemos a cambiar el día hoy,
Trabajemos para ser mejor el hoy, que el mañana nunca llega y su proceder un misterio. Hagamos todo lo que podamos para hacer del presente, un regalo de lujo para cambiar el mañana y olvidar para siempre su pasado.

ydragman

En Memoria de mi Hermano en la fe Judex Vital.

Un Adiós a mi hermano en la fe, JUDEX VITAL que partió sin ver un mañana, pero que nos enseñó a hacer del presente el momento oportuno para ayudar a nuestro prójimo, a darse sin reserva para servir al necesitado y alegrar los días de los más desafortunado. marcó la vida de muchos y en nuestros corazones permanecerá hasta que volvamos a abrazarlo en el cielo, enjuagando las lagrimas en sus ojos. Un Adiós para nosotros no es Adiós,  pronto estaremos juntos con nuestro Señor Jesucristo en las moradas celestiales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s